Inicio > Notas sueltas > Juan Rulfo en la era de Instagram (III)

Juan Rulfo en la era de Instagram (III)

Photography is not about the thing photographed. It is about how that thing looks photographed.
Garry Winogrand.

Algunas fotografías de Juan Rulfo deben su fama no a la eficacia visual sino a un nombre célebre o a un paisaje ahora demolido. Se alaba el tema o la circunstancia, pero la imagen no resiste el examen de su lenguaje visual. A María Félix, en el descanso de una filmación, la vemos en un carro de esos trenes que cruzaban una zona de México ahora traficada por edificios y avenidas y por una nostalgia que ya también comienza a ser otro elemento del pasado. Esos datos salvan una fotografía como registro social o histórico, pero no la redimen artísticamente.

Ignoro cuán fiel es esta reproducción digital, pero como ejercicio de apreciación nos basta. La imagen obedece las líneas clásicas del formato cuadrado: el triángulo que enmarca la figura femenina; la diagonal que perfila las piernas, los adornos del vestido y las manos; y la vertical central que casi recorre la línea que separa el rostro del velo. El manejo de grises es sencillo, tal vez por la excesiva luz del día. Pero el problema con los tonos es otro —al menos en la copia digital—: dos masas luminosas luchan por nuestra atención. La primera corresponde al rostro femenino; la segunda, al reflejo en el asiento (Véase 2). Para analizar esto último no se requieren comparaciones literarias, la metáfora de un personaje innecesario o una frase sobrante en el relato. Mejor analogía nos brinda Tosini, en el siglo XVI. Si eliminamos el color, notamos que la vignette cumple la exigencia de mínimo contraste o formas llamativas (Véase 3). El mayor contraste se establece en el área alrededor del rostro. No hay distracciones. Juan Rulfo, en la era de Instagram y Photoshop, quizá habría resuelto ese problema en su imagen con varias pinceladas grises u oscuras.

rulfo-felix-v

Mi intención no es cuestionar una fotografía de Rulfo, entre las seis mil y tantas que tal vez se conservan, sino a aquellos que le asignan un valor artístico basados en consideraciones ajenas a lo visual. Rulfo lo manejó impecablemente en otras ocasiones con sujetos menos célebres. Está bien que las imágenes del primer tipo terminen en libros de historia, sociología y en revistas de farándula, y que las otras acompañen a las de los grandes fotógrafos mexicanos.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: