Inicio > Notas sueltas > La ironía y la cicuta

La ironía y la cicuta

Tengo serias dudas sobre el carácter intelectual y
emocional de los escritores que emplean la ironía y luego se quejan de ser malentendidos y atacados por los literalistas o los sordos o ciegos a la doble intención. ¿No han escuchado tales escritores el término ironía socrática? Kierkegaard, quien escribió una tesis doctoral sobre la ironía y Socrátes y su muy irónico destino, deliberadamente la empleó para instigar su martirio civil en la poca inclinada a la ambigüedad ciudad de Copenhague. Dada esa conjunción y precedentes, ¿por qué esperar o creer merecer una suerte mejor?

  1. N
    20/04/2010 a las 6:26 pm.

    Quintiliano la propone como una extensión de la alegoría. Sería lindo tener a la mano el discurso de Paul de Man, “The Concept of Irony”, donde advierte que nadie, incluso el más agudo de los irónicos, puede controlar la ironía. Una de mis favoritas: No yo, de Samuel Beckett.

  2. 21/04/2010 a las 3:48 am.

    La ironía escrita es mucho menos evidente que la usada en el lenguaje oral donde se apoya en inevitables gestos que la delatan. Si la usas en la escritura corres el riesgo de ser malintrepretado. Ahora bien, un escritor plano, sin controversias ni sorpresas en su obra suele ser aburrido y con limitado interés. Lo uno por lo otro.
    Cordiales saludos.

  3. Víctor Azuaje
    21/04/2010 a las 9:23 am.

    N:
    Recordaré contigo a de Man, hombre de mala fama póstuma: “Curiosamente, parece que sólo al describir un modo de lenguaje que no quiere expresar lo que dice, uno dice lo que realmente quiere expresar”. (Noto el quiasmo, otra figura favorita de Man. Perdona la improvisada traducción.)

    Albert:
    Cierto que es más evidente en lo oral, pero hasta del lenguaje corporal hay malos lectores y también hay escritores con una cara de palo o de entonación tan plana… En relación a la controversia, retomo a N y el afán de controlar lo que se dice: no tengo esa pretensión. Mi actitud usual es darle razón irónica al lector literal. Desafortunadamente, tengo amigos que siguen el juego hasta el punto de casi disolver la mala interpretación. Sea ejemplo algunas intervenciones en la conversación sobre la nota Me gusta cuando callas.
    Gracias por la visita.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: