Inicio > Bagatelas > El elitismo de la Academia de la Lengua

El elitismo de la Academia de la Lengua

Recientemente se cuestionó la frecuencia con que cito el Diccionario de la Academia. Esa institución, se me dijo, tiene carácter elitista. Quizá la objeción sea cierta, pero confieso que no le doy mucha importancia: los libros de la Academia son para mí una fuente más de información, no la última palabra en cuanto a otras palabras o combinaciones de palabras. Por otro lado, recuerdo a un limpiabotas que conocí hace mucho tiempo y que con gran tino publicitario garrapateó en su caja de trabajo: “Limpia, fija y da esplendor”. Acepto que el eslogan es, desde cierto punto de vista, pertinente en este caso y pretencioso en el otro, pero quiero señalar que la diferencia se acorta o desaparece si miramos a la Academia como una caja de trabajo que en lugar de cepillos y cremas guarda diccionarios y gramáticas a los que de vez en cuando acompaña, con perdón de los elitistas, un preciso escupitajo o, para complacer a los populistas, un certero salivazo.
  1. cuatrocuentos
    12/05/2009 a las 10:03 am.

    Víctor, a mí ese lema de la Real Academia siempre me ha parecido un hallazgo, uno de los puntos más altos de la inteligencia publicitaria. Si al limpiador de pocetas MAS se le hubiera ocurrido semejante joya, nunca hubiesen entrado a Venezuela las trasnacionales de la higiene.

    (Ah, y bueno, acá firmo como Cuatrocuentos, pero en realidad soy Gustavo Valle)

  2. Víctor Azuaje
    12/05/2009 a las 10:37 am.

    Gustavo (El cuatrero y Cuatrocuentos y no el Asterión):
    Cierto que el lema de la Academia es un ejemplo de eufonía y concisión, pero no sé si lo aceptaría para un limpiador de pocetas: me da cierto prurito la parte del “fija”, tema que a contrario machacaba goebbelianamente el del limpiador MAS con aquello de desmancha y no daña. Pero quizá sólo son ideas mías, porque hay veces que en el apuro nadie nota ciertos detalles, de esos que incluye el concepto pátina de la cerámica —que usualmente aquí no es la del tiempo. Por lo demás, el eslogan del limpiador MAS podría adornar las tapas de algunos libros o blogs sospechosos de prosa o poesía inmunda o poco casta (ahora que recuerdo, tengo que continuar con lo de las moscas y también resolver lo de la foto de Pilar). Como a veces nos visitan gentes de otros países y hay que darles el contexto, dejo aquí el popular comercial venezolano, con su antiacadémica falta de Ñ:

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: