Inicio > Bagatelas > Se equivocó la paloma…

Se equivocó la paloma…

«Se equivocó la paloma»… verso de Rafael Alberti, que Joan Manuel Serrat popularizó en una canción y que trajo como resultado la quiebra del correspondiente servicio de mensajería.

§§§

También Mafalda ha jugado con ese verso:

mafa1

  1. Carolina
    8/05/2009 a las 9:13 am.

    Víctor, este post es subliminal…

  2. Víctor Azuaje
    8/05/2009 a las 9:19 am.

    Carolina:
    No quise extender la definición con lo siguiente: “y usualmente nadie lo recita para evitarse maliciosos comentarios”.

  3. Víctor Azuaje
    8/05/2009 a las 10:30 am.

    Añado este perfecto comentario escolástico, vaya con y sin ironía, que ilustrará a algunos y hará reír y sufrir a otros, de acuerdo a la necesidad y el sentimiento. A un tiempo honra y burla todas las tareas literarias: la del poeta, la del lector o crítico, y la del profesor de literatura.

    Comentario de “Se equivocó la paloma”
    Se equivocó la paloma.
    Se equivocaba.
    Por ir al norte, fue al sur.
    Creyó que el trigo era agua.
    Se equivocaba.
    Creyó que el mar era el cielo;
    que la noche, la mañana.
    Se equivocaba.
    Que las estrellas, rocío;
    que la calor; la nevada.
    Se equivocaba.
    Que tu falda era tu blusa;
    que tu corazón, su casa.
    Se equivocaba.
    (Ella se durmió en la orilla.
    Tú, en la cumbre de una rama.)
    Rafael Alberti “Entre el clavel y la espada” (1941)

    • Localización
    Este poema pertenece al género lírico puesto que la función predominante aparte de la poética (propia de todos los textos literarios) es la expresiva o emotiva en la que el autor da salida a sus sentimientos y sensaciones. Este poema aparece en la obra “Entre el clavel y la espada” escrita en 1941; perteneciendo por tanto a su etapa política en la que Alberti utiliza la poesía para dar a conocer sus ideas e incluso en ocasiones como elemento de propaganda.
    • Tema
    El tema del poema es “El error en la interpretación del mundo que nos rodea”.
    • Resumen
    El poeta habla de una paloma que una y otra vez se equivoca en su visión de cuanto le rodea, interpretando la realidad en ocasiones de forma puesta. Es posible que el autor se identifique con los errores de la paloma y se la cuenta a la mujer a la que dirige el poema.
    • Estructura
    En este poema, se pueden distinguir tres partes:
    a) Presentación del tema: ocupa la primera estrofa que se compone de dos versos y expresa la idea principal del poema.
    b) La parte central del poema está constituida por las 4 siguientes estrofas en cada una de las cuales explica, en dos versos, los errores de la paloma, siguiendo una misma estructura y reiterando en el 3º que “se equivoca”. Destaca que en la 4ª estrofa, aparece ya la mujer a la que se dirige el poeta, como objeto también de la equivocación.
    c) Desenlace: en la última estrofa, (de dos versos), se reflejan las consecuencias de la equivocación: la paloma y la mujer quedan situadas en un lugar que no les corresponde.
    Análisis de la forma
    • Estudio de la métrica
    El poema está compuesto por dos estrofas de dos versos, la 1ª y la última, y las cuatro estrofas restantes son de tres versos cada una. Predominando los octosílabos, sigue el esquema: 8a5a 7-8a5a 8-8a5a 10-8a8a 8a8a5a 8a8a, siendo la rima asonante, excepto en los versos 12º y 13º, en los que la rima es consonante (“blusa” con “casa”).
    • Nivel pragmático-textual
    Se trata de un tipo de discurso literario que pertenece al género lírico. Por otro lado hay ausencia del emisor en el texto. En cambio el receptor está presente en la 5ª estrofa se manifestándose a través del determinantes posesivo “tu” (vv.12º y 13º). Predomina la función poética, que es la propia de los textos literarios. El texto destaca por sí mismo gracias a su belleza.
    • Nivel léxico-semántico
    Destacan en este plano la sencillez formal y el uso de términos coloquiales: “paloma”(v.1º), “trigo”(4º), “cielo”(6º), “falda”(v.12º). Estos términos se unen formando diferentes campos semánticos: Naturaleza -> “paloma” (v.1º), ”trigo”(v.4º), “agua” (v.4º), “mar”(v.6º), “cielo”(6º), “estrellas”(9º), “corazón”(13º), “orilla”(15º), “cumbre”(16º), “rama”(16º). Orientación: en cuanto al espacio, “Norte” y “Sur”; referido al tiempo, “noche” y “mañana”. Además si se interpretan como referidas a las estaciones del año, se pueden añadir a estas últimas “calor” (verano) y “nevada” (invierno).
    Las figuras literarias que aparecen son:
    Zeugma: Elipsis verbal que consiste en emplear una sola vez un verbo que se sobrentiende dos o más veces en la misma frase. Ejemplo: “que la noche (era) la mañana” (v.7º), “que el calor (era) la nevada” (v.9º), “que tu corazón (era) su casa” (v.12º). Epífora: Figura que se basa en repetir una palabra o varias al final de una o varias frases. Ejemplo: “Se equivocaba” constituye el último verso de cada una de las 5 primeras estrofas.
    Derivación: Empleo en una misma estrofa de palabras derivadas de la misma raíz. Ejemplo: “Se equivocó la paloma. / Se equivocaba” (v. 1º y 2º).
    Antítesis: Contraposición de conceptos contradictorios. Ejemplo: “Por ir al Norte fue al Sur” (v.3º), “Creyó que el mar era el cielo” (v.6º), “que la noche la mañana” (v.7º), “que el calor, la nevada” (v.10º).
    Símbolo: Consiste en asociar dos planos, el real y el imaginario, sin que entre ellos exista una relación aparente . Ejemplo: “que tu corazón su casa” (v.13º), donde el plano imaginario es el corazón, entendido no como el músculo, sino como el sentimiento, y el plano real es casa.
    • Nivel morfosintáctico
    Predomina el sintagma nominal y abundan los sustantivos concretos como “paloma” (v.1), “norte” (v.3), “sur” (v.3), “trigo” (v.4), “agua” (v.4), “mar” (v.6), “cielo” (v.6), “noche” (v.7), “mañana” (v.7), “estrellas” (v.9), “rocío” (v.9), “calor” (v.10), “nevada” (v.10), “falda” (v.12), “blusa” (v.12), “corazón” (v.11), “casa” (v.11), “orilla” (v.15), “cumbre” (v.16), “rama” (v.16). En cuanto a los pronombres destacan el pronombre personal átono “se” v.1,2,5,8,11,14,15) y los tónicos “ella” (v.15) y “tú” (v.16). No hay ningún adjetivo en el poema. Excepto “ir” (v.3), las demás formas verbales son en pretérito perfecto simple como “equivocó” (v.1), “fue” (v.3), “creyó” (v.4,6), “durmió” (v.15) o en pretérito imperfecto como “equivocaba” (v.2, 5,8,11,14) y “era” (v.4,6,12). Se utiliza la tercera persona del singular en todos los casos excepto en la forma no personal de infinitivo. La sintaxis en el texto representa la necesidad del autor de expresar sus sentimientos así la mayoría de las oraciones son simples excepto en el verso tercero “por ir al norte fue al sur” que es yuxtapuesta y en los versos cuarto y sexto que son oraciones subordinadas sustantivas de complemento directo “creyó que el trigo era agua” y “creyó que el mar era el cielo” .
    • Juicio crítico
    Este poema, forma parte de “Entre el clavel y la espada”, perteneciente a su época política. El poema elegido es tal vez el texto albertiano más conocido. El libro pertenece a la tercera etapa de la generación del 27, en la que después de la Guerra Civil Alberti se exilia y sus obras, como las de sus compañeros exiliados reflejan la nostalgia por su tierra.

  4. 8/05/2009 a las 1:29 pm.

    Lo que es sublime es el juicio crítico con el que cierra el análisis.

  5. María Teresa García Santana
    20/09/2011 a las 11:24 am.

    Estimados :lo analizare hoy en clase ,viene en el texto de los estudiantes me agrada este poema

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: