Inicio > Notas sueltas > Sobre la intolerante ayuda de los creyentes

Sobre la intolerante ayuda de los creyentes

La tolerancia es una virtud social más que religiosa. Una mente con amplio punto de vista sobre las creencias privadas sin duda contribuye al bienestar de la sociedad; pero es una actitud imposible para aquellos cuya religión personal es fuerte. Porque si sabemos que hemos encontrado el principio clave y rector de la vida, no podemos permitir a nuestros amigos tropezar ciegamente en las tinieblas. Quizá reconozcamos que sin esa clave ellos pueden llevar vidas virtuosas y admirables, pero su tarea se hace innecesariamente dura; es nuestro deber conducirlos al camino verdadero, mostrarles la luz que lo iluminará todo. Las opiniones pueden variar en cuanto a la naturaleza de la ayuda que se debe dar, si la persuasión pacífica y el ejemplo luminoso, o la espada y el auto da fé. Pero ningún hombre realmente religioso puede cruzarse con el descreído y no hacer nada.

Steve Runciman en The Medieval Manichee.

Y ahí reside esencialmente el problema del indiferente: el que los creyentes, ya sean de derecha, centro o izquierda, literarios, filosóficos, religiosos o políticos, no puedan cruzarse en el camino de los descreídos sin hacer nada. El problema es que no haya intolerantes flojos o negligentes.

About these ads
  1. 5/03/2012 en 9:27 pm.

    Estimado Victor Azuaje: Esto de mostrar la luz, ya nos va superando.Dentro de muy poco gozaremos de unos paneles lumínicos que, cuando nosotros ingresemos a nuestro hogar, y cada uno de sus recintos, como por arte de magia las paredes aportarán la luz exacta y necesaria para nuestra permanencia. En cuanto a creer o ser descreído ,puedes tener la seguridad que a la Inteligencia Universal no le influye. ¿Por qué? Te preguntarás. Porque nosotros somos el aspecto humano de esa Inteligencia Universal. Digamos para hacerlo mas sencillo: nosotros somos sus actores. Su elenco protagonista.Lo que nunca podremos ver es el libreto.
    Cordiales saludos.

  2. Víctor Azuaje
    5/03/2012 en 10:34 pm.

    Mi estimada Beatriz:
    Ya sabrás que como indiferente o descreído no me guía la idea de un libreto o de una inteligencia universal o, en todo caso, en alguno de ellos con benevolentes intenciones. Pero sin duda simpatizaría con una inteligencia universal indiferente cuyos actores con aspecto humano compartieran ese atributo.
    Saludos.

  1. 3/03/2014 en 7:52 am.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: